top of page

Navidad y un bebé descansado, tips para lograrlo.


Al fin puedo decir: "¡La Navidad está casi aquí!" Como ya les he platicado, me encanta todo lo que tiene que ver con Navidad: las casas decoradas, la comida deliciosa, pasar tiempo con amigos y disfrutar de bebidas deliciosas.


¡Este año, mi familia vendrá a pasar las vacaciones con nosotros a Tenneessee y estamos súper contentos por eso! Han pasado cuatro años desde su última visita y no hemos tenido una gran reunión familiar desde antes del Covid.


Con casa llena y con al menos uno de mis hijos durmiendo fuera de su cuarto, claro que me pongo a pensar en que tanto va a afectar su sueño. Para mí, es muy importante tener en cuenta la importancia de mantener buenos hábitos de sueño para los más pequeños. Después de todo, los bebés y los niños pequeños bien descansados hacen que nosotros como adultos también la pasemos mejor.


Planificar con Anticipación

La clave para una temporada navideña exitosa con un bebé o niño pequeño bien descansado radica en planificar con anticipación. Aquí tienes algunos consejos prácticos para ayudarte a prepararte:


1. Mantén la Rutina: En medio del caos navideño, esfuérzate por mantener una rutina de sueño consistente. La familiaridad brinda comodidad, así que sigue con tus rituales habituales antes de acostarse, ya sea una historia favorita, canciones relajantes o un suave masaje antes de dormir.


2. Prepárate para Viajar: Si planeas viajar durante las vacaciones, considera cómo el cambio de entorno podría afectar a tu bebé o niño pequeño. Llevar ropa de cama familiar, juguetes favoritos para dormir y mantener los rituales antes de acostarse puede ayudar a facilitar la transición.


3. Comunica Expectativas: Si tu horario navideño incluye festividades nocturnas, comunica tus expectativas con familiares y amigos. Hazles saber que es posible que necesites irte antes para asegurarte de que tu pequeño descanse lo que necesita.


4. ¡Disfruta! Si decides que tus hijos van a desvelarse, ¡está bien! Asegúrate de que estén bien descansados de los días anteriores.


Ajusta las Expectativas

Si bien la temporada navideña puede traer sorpresas inesperadas y cambios de último minuto, recuerda que es posible hacer ajustes sin comprometer el sueño de tu bebé o niño pequeño. Aquí tienes cómo:


1. La Flexibilidad es Clave: Si bien mantener un horario de sueño consistente es crucial, la temporada navideña podría requerir cierta flexibilidad. Tienes que estar dispuesta a ajustar las siestas o la hora de dormir ligeramente, asegurándote de que tu pequeño aún obtenga la cantidad necesaria de sueño. Si no es posible que duerma lo suficiente, recuerda tratar de reponer un poco al siguiente día.


2. Prioriza el Sueño de Calidad: Enfatiza la importancia de la calidad sobre la cantidad cuando se trata de sueño. Asegúrate de que tu bebé o niño pequeño tenga un entorno de sueño cómodo y esté bien descansado, incluso si el horario cambia un poco durante las vacaciones.


3. Crea un Ambiente Tranquilo: Ya sea que celebres en casa o vayas a una fiesta, trata de crear un ambiente tranquilo y relajante. Si tu bebé necesita dormir durante una fiesta navideña, designa un espacio tranquilo con una cuna portátil o una manta acogedora para que recargue energías.


En medio del torbellino navideño, recuerda que un bebé o niño pequeño bien descansado está mejor preparado para disfrutar de las festividades, ¡y tú también! Planificando con anticipación y haciendo ajustes cuidadosos a tu horario, puedes navegar por las vacaciones con facilidad, creando recuerdos mágicos para toda la familia.


Cheers!

1 view0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page